Formentera es una isla del archipiélago balear que destaca especialmente por playas de aguas cristalinas y de gran belleza. Tiene 69 kilómetros de arenales y es una belleza que vale la pena visitar una vez en la vida. Si solamente dispones de un día (o dos como máximo) para acercarte hasta este paraíso del Mediterráneo hay una serie de puntos de interés que no debes perderte.

Una de las visitas imprescindibles es el entorno natural de Ses Illetes, una espectacular playa situada en la zona norte de la isla. Prueba de ello es que ha sido elegida la mejor playa de España y la decimotercera del mundo por Tripadvisor. A continuación, puedes parar para degustar una buena paella o pescados, típicos de la gastronomía de Formentera en el Restaurante Juan y Andrea, situado en la zona.

Playa de Ses Illetes

Acceso a la playa Ses Illetes. Foto: Restaurante Juan y Andrea.

Pueblos y zonas de interés

La mejor forma de llegar a la isla si se dispone de un día es viajar en ferry desde Ibiza. La primera parada de interés más cercana es Ses Salines, un parque natural situado en la zona norte y que cuenta con cerca de 3.000 hectáreas terrestres y más de 13.000 marinas. Le debe su nombre a unas salinas que se explotan desde hace más de 8 siglos.

Los otros lugares de interés son:

Es la capital de Formentera, por lo que es interesante visitarla y está situada muy cerca de Ses Salines. En este núcleo urbano destaca la iglesia parroquial de 1738 y el edificio del Consell Insular. También es interesante contemplar la bóveda de cañón de la capella de Sa Tanca Vella. Con un poco de suerte podrás disfrutar de uno de los mercadillos que se hacen en la zona.

Siguiendo la ruta de lugares de interés te recomendamos el Faro Cap de Barbaria. Se trata de un espectacular faro que es, además, el punto más cercano a la costa africana. Está situado al final de una desértica carretera y se eleva en un acantilado a 100 metros sobre el nivel del mar. Además, es un entorno muy «cinematográfico», puesto que Julio Medem grabó en este enclave escenas de la película «Lucía y el Sexo».

Es Caló es otro de los núcleos urbanos de la isla con arquitectura típica conformada por casas de pescadores de color blanco y azul. Los bosques de pinos rodean su entorno en el que también se encuentra la cala de Es Caló.

Es el punto más alto de la isla de Formentera y presenta unas vistas espectaculares al mar Mediterráneo. Está situado en un acantilado a 120 metros sobre el nivel del mar y las puestas de sol vistas desde allí son una belleza.

Si todavía te queda tiempo, de regreso al ferry te recomendamos una parada para recobrar fuerzas en el Restaurante Juan y Andrea mientras disfrutas de las vistas de Ses Illetes.